Axis anuncia 6 tendencias tecnológicas que afectarán al sector de la seguridad en 2022

La compañía con el objetivo de trabajar hacia una visión de un mundo más inteligente y seguro busca garantizar que sus nuevas tecnologías sean seguras y confiables.

En Axis se piensa en las tendencias tecnológicas en el contexto de las que predijo. Sin embargo, lo que está muy claro es que el concepto de ‘confianza’ ha aparecido en la mayoría de las publicaciones de una forma u otra. El contexto ha cambiado ligeramente a lo largo de los años, a veces centrado en la confianza en el uso de datos y en que los sistemas son seguros o la necesidad fundamental de confiar en que las organizaciones están haciendo lo correcto. Pero está claro que es vital igualar el ritmo continuo de la innovación tecnológica a través de una evolución equitativa en la generación de confianza en el uso de la tecnología.

Ahora más que nunca existe un deseo saludable, por parte de las personas, las organizaciones y los legisladores, de garantizar que las nuevas tecnologías se desarrollen, fabriquen, utilicen y aseguren de maneras positivas en las que se pueda confiar. Para Axis, por supuesto, eso significa trabajar siempre hacia una visión de un mundo más inteligente y seguro.

1. Conectado en entornos híbridos

Para el usuario final de la tecnología, desde un consumidor que usa su teléfono móvil hasta el personal de seguridad que administra la videovigilancia, la arquitectura tecnológica que se utiliza para brindar servicios se ha vuelto invisible. No importa si el procesamiento se lleva a cabo en un dispositivo, servidor local o en un centro de datos remoto: todo está simplemente «conectado». 

Desde el año pasado se considera la idea de que el mundo se está volviendo ‘horizontal’, donde la combinación de la nube, el servidor local y las tecnologías de borde se usarían cada vez más juntas, cada una empleada en sus puntos fuertes, en las llamadas soluciones híbridas. Esto no ha cambiado, pero es muy evidente que la cuestión de la arquitectura es única para cada cliente y debe tener en cuenta tanto los recursos y las políticas internas como los factores externos, como la regulación local e internacional.

A un proveedor de soluciones de seguridad, no le corresponde definir para el cliente los entornos y la arquitectura que deben usar, sino más bien equiparlos con las herramientas y la flexibilidad para decidir la mejor solución para su situación particular.

2. La ciberseguridad nace de un sano escepticismo

No siempre se piensa en el escepticismo como un rasgo positivo, pero en relación con la ciberseguridad puede ser prudente. Los miles de millones de conexiones que existen ahora entre dispositivos, redes y centros de datos han hecho que el concepto de asegurar un perímetro alrededor de cualquier organización sea casi completamente obsoleto. Los muros que podrían haber existido anteriormente se han vuelto permeables y, por lo tanto, ha surgido un nuevo enfoque de la seguridad: las redes de confianza cero. La pandemia de COVID-19 también ha jugado un papel aquí, ya que un trabajo mucho más flexible ha visto más dispositivos utilizados anteriormente dentro de las paredes de la organización conectados de forma remota a través de la Internet pública.

Las redes de confianza cero significan que el perfil de seguridad de cada dispositivo y aplicación que se conecta a una red se evalúa de forma independiente cada vez que se conecta, y tiene implicaciones significativas para el sector de la videovigilancia. Firmware firmado, actualizaciones regulares de software, arranque seguro, datos / video encriptados e identidad segura, se convertirán en factores de higiene en las soluciones del cliente.

3. Autenticar todo

Si bien adoptar un enfoque de confianza cero para la ciberseguridad se centra en autenticar las credenciales de los dispositivos y aplicaciones conectados, la capacidad de establecer la autenticidad de la videovigilancia en sí es fundamental para confiar en su valor. La manipulación del video después de su captura, junto con la mayor sofisticación en la creación de imágenes manipuladas, significa que se puede ver que la autenticidad de las imágenes de videovigilancia se cuestiona con más frecuencia.

Por lo tanto, será imperativo que la videovigilancia pueda establecerse sin lugar a dudas como genuina. El enfoque de Axis es agregar una firma digital en el flujo de video en el punto de captura, un hash en cada fotograma de video, proporcionando pruebas de que el video se produjo dentro de una cámara específica y que no ha sido manipulado desde entonces. Pero este es un problema para la industria de la seguridad en su conjunto, por lo tanto, es imperativo que la industria se alinee detrás de las iniciativas para estandarizar los enfoques para asegurar la autenticidad de las imágenes de video capturadas por cámaras de videovigilancia, idealmente basadas en iniciativas y software de código abierto.

4. La IA se establece y acepta (con los controles adecuados)

La tecnología en sí misma no debería estar regulada, pero los casos de uso de la nueva tecnología deberían serlo. La legislación y la reglamentación relacionadas con el desarrollo y el uso de tecnologías y aplicaciones basadas en la inteligencia artificial deben desarrollarse a nivel local, regional e internacional. Y no hace falta decir que todas las organizaciones que emplean IA deben cumplirlo.

Es evidente el potencial de la inteligencia artificial y el aprendizaje profundo en la videovigilancia, por tanto, se espera ver un enfoque aún mayor en las iniciativas para garantizar que la inteligencia artificial se implemente de manera ética y sin prejuicios. Esto es algo positivo y será aún más importante a medida que la IA se integre en todos los aspectos de la videovigilancia. Una mayor integración de la IA en los niveles más fundamentales de la tecnología, el sistema en chip (SoC), hará que la IA se emplee para mejorar y optimizar todos los aspectos del rendimiento de la videovigilancia, desde la configuración de la cámara hasta la calidad de la imagen y el análisis.

5. COVID-19 como catalizador

La pandemia ha sido un catalizador en las tecnologías de bajo o nulo contacto, muchas de las cuales ahora están integradas de forma permanente, al igual que el uso de video inteligente para garantizar que se cumplan las pautas de distanciamiento social y salud pública. En relación con el sector de la tecnología, la pandemia también resultó en problemas en la cadena de suministro que han hecho que muchas organizaciones consideren cómo crean y obtienen componentes clave en sus productos.

La naturaleza «conectada» de todo ha significado que la escasez mundial de semiconductores es un problema importante en muchos sectores, desde la tecnología de consumo hasta la fabricación de automóviles. Esto, a su vez, ha llevado a que más organizaciones declaren públicamente su deseo de diseñar sus propios semiconductores o sistemas en un chip. Si bien esto podría representar una tendencia en algunos sectores, por supuesto es algo que Axis ha estado haciendo durante años con ARTPEC, y ciertamente diseñar SoC optimizados para aplicaciones específicas es algo que anticipa que más organizaciones harán en el sector de la seguridad y más allá.

6. El 5G encuentra su lugar

Lejos de destacar el 5G como una ‘tendencia’ en el sector de la vigilancia, para Axis, una nueva tecnología solo se convierte en tendencia cuando se comienzan a ver casos de usos valiosos en el sector de la seguridad y la vigilancia. Aunque todavía se cree que es temprano, esto está comenzando a suceder con 5G.

Si bien gran parte del entusiasmo en torno a 5G se ha centrado en mejoras en el rendimiento de la red para aplicaciones de consumo, una de las áreas más interesantes es cómo las redes privadas 5G están emergiendo como un caso de uso más convincente para la tecnología. Las redes 5G privadas muestran un potencial genuino para las soluciones de videovigilancia en sitios de clientes grandes o múltiples, y podrían traer beneficios particulares desde una perspectiva de ciberseguridad. Ciertamente, si los clientes están creando redes 5G privadas, la videovigilancia deberá integrarse sin problemas.

Todas las tendencias vistas a través de la lente de la sostenibilidad

La sostenibilidad ya no debe considerarse una tendencia. Debe estar integrado en toda actividad: cómo se diseña y fabrica productos, además de la forma en que se administra el negocio, el desempeño de los proveedores, todo alineado para reducir el impacto ambiental y operar de manera ética y confiable. Siempre que una tendencia tecnológica parezca presentar una oportunidad, también debe examinarse si se puede desarrollar y llevar al mercado de manera sostenible.

Categorías
Uncategorized

Airtag

Por fin, tras meses y meses de rumores, Apple ha presentado oficialmente los AirTag. Estas balizas nos ayudarán a encontrar todo lo que enganchemos en ellas, con un aspecto que coincide con lo que vimos en las filtraciones de Jon prosser.

Estamos ante un producto completamente nuevo de Apple, un accesorio más para que esta división de Apple siga viendo buenas cifras de crecimiento. La idea ya la conocemos gracias a dispositivos como los Tile: gracias a sus pequeñas dimensiones, puedes tenerlos en objetos como carteras y llaveros. Por supuesto, también puedes tenerlos en mochilas, bolsos o maletas.

Nuevos AirTag: el compañero perfecto para los despistados

Los AirTag están construidos en acero inoxidable con certificación IP67 y se basan en la tecnología Bluetooth de bajo consumo, con más eficiencia y más cobertura para así poder ser localizados. Tal y como ya hacen los MacBook, los AirTag se aprovechan de las emisiones Bluetooth de otros dispositivos de Apple, aunque no sean tuyos.

De forma completamente anónima, los AirTags son capaces de triangular su posición gracias a otros iPhone, iPad o Mac que tenga cerca y comunicarlo a su dueño en caso de pérdida. Algo muy interesante, es qué soportan Siri y tienen altavoces para que encontremos los elementos a los que estén anclados. Funcionan con batería, pero afortunadamente, es reemplazable por el usuario.

Los AirTag son personalizables con emojis, de forma que podremos diferenciar entre distintas unidades que tengamos sin liarnos. Además, cuentan con accesorios para llevarlos, por ejemplo, anclados a un bolso, de forma que encajen estéticamente allí donde estén.

La localización de los AirTag se hace a través de la aplicación Buscar: el accesorio aparecerá como un dispositivos más en la lista de terminales localizables. Lo único que necesitarás es tener iOS 14.5 instalado en tu iPhone. Como los AirPods, se configuran muy fácilmente en un iPhone.

Los AirTag se lanzarán en todo el mundo el 30 de abril (con reserva en web desde el día 23) con un precio de 35 euros. Si te interesa comprar muchos, puedes adquirir un paquete de 5 unidades por 119 euros.

Se pueden personalizar gratis y existe devolución gratuita. Si te interesa un llavero AirTag Hermès, Apple ofrece tres modelos: llavero AirTag Hermès desde 349 euros, un colgante para bolso desde 299 euros, y etiqueta para equipaje desde 449 euros.

Autor: Miguel Lopez @Mlopca

Fuente: https://www.applesfera.com/accesorios/apple-tv-6-apple-precio-caracteristicas-especificaciones

Categorías
Uncategorized

El seguro de vida de las empresas

undefined

El 2020 cargado de sus múltiples crisis, nos obligó a cambiar y a pensar distinto. Las organizaciones y empresas, nos vimos en la necesidad de acelerar inminentemente la curva de adaptación a un sinfín de cambios que nos dejaron ver, tocar y sentir lo importante de aquel factor mencionado en reuniones, webinars y varios cursos como un valor agregado, un proyecto de grandes empresas, pero que realmente no nos había tocado entender: la cultura.

El cuestionamiento aquí es: qué pasa cuando lo que una vez fue una idea innovadora, de pronto – en menos de 1 año – se convierte en un commodity. El ejemplo principal es el internet. Antes, un establecimiento que contara con internet generaba engagement con su público objetivo, y era una ventaja competitiva; hoy en día, basta con tener una conexión a internet lenta para dejar un comentario negativo del servicio y de la empresa. Justo, genera desmotivación.

Dicho esto, nos dimos cuenta que el tema del talento y de la cultura que hablábamos en términos de innovación y diferenciación a largo plazo, hoy en día – al igual que el internet – es un commodity para las organizaciones, y es justo ahí donde radica el enfoque al que creemos hay que reacciones más temprano que tarde: trasladarnos de solo sobrevivir, a trascender. Ahí está el reto.

undefined

Para nosotros, lograr esto es vivirlo. Es ir desaprendiendo y aprendiendo de nuevo el interior y el motor de la organización. Es entender cómo y por qué funciona, y a partir de qué principios rectores nos regimos hacia la estrategia. De ahí viene el profundo mensaje de este año acerca de aprovechar nuestra experiencia y sacudirnos la costumbres, sobre todo aquello que ya no calza en los objetivos del negocio. Si el mercado y sus necesidades están cambiando, ¿por qué no tendríamos que hacer lo mismo al interior? Las estrategias de alineación y una cultura constantemente trabajada son un seguro de vida de las empresas.

Volviendo a los básicos, podemos entonces referirnos como cultura organizacional a un conjunto de nociones básicas, hábitos, creencias, tradiciones y costumbres inventadas, descubiertas, desarrolladas y compartidas por un grupo para enfrentar problemas de adaptación externa e integración interna, y funciona suficientemente bien para considerarlo válido. Asimismo, se transmite a los nuevos miembros como la manera correcta de percibir y entender esos problemas. Al fin hablamos de un sinfín de variables, que combinadas representan la ¨ personalidad ¨ de la organización. Para nosotros radica entonces, en tres grandes áreas: lo que creemos y cómo lo hacemos, cómo tomamos decisiones y cómo nos comportamos.

Definitivamente es un reto. Crear esta estrategia alineada a las necesidades del negocio, nos hizo regresar a los básicos, y aunque estamos en el proceso de implementación y descubrimiento acá comparto algo de nuestra experiencia en el tema:

1. Cuestionarse.

Lo primero que hicimos fue cuestionarnos cómo la filosofía organizacional incide en la cultura y el alcance de objetivos a largo plazo. Imperativo y primordial que la filosofía vaya alineada a la personalidad y los objetivos del negocio.

2. Regresar a los básicos.

Lo segundo, es revisar aquellos procesos que aunque parecieran monótonos y tradicionales, muchas veces son los que mas necesitan desempolvarse: tabuladores de sueldos, políticas de asistencia, uniformes, nómina, prestaciones, etc. Recordemos que estas son las necesidades básicas y el oxígeno de los humanos y de la organización misma.

3. Revisar tendencias y adaptarlas a la empresa. Creemos que siempre es importante echar un vistazo lo que han hecho otras empresas para lograrlo. Sin embargo, nos queda claro que siempre hay que tropicalizar a nuestra cultura, nuestra país y nuestras normativas legales e institucionales. No porque en otras empresas se pueda llegar a trabajar en ropa de dormir eso se adapta a las necesidades, perfiles y necesidades de la empresa. Hemos intentado romper con la idealización de modas, y voltear a ver tendencias que se adapten a cómo somos, a dónde vamos y qué necesitamos.

4. El primer comprador tiene que ser Dirección.

Cualquier proyecto de cultura organizacional que se pretenda realizar desde un punto estratégico, viene con el empuje de Dirección. Sin este empuje, sin esta directriz, se convertirá en un tema de ¨ relleno ¨ en las reuniones gerenciales y directivas. La importancia de que Dirección junto con la mesa gerencial y directiva, sea un agente promotor de la cultura que se está buscando reforzar, asegura en cierta manera que las cosas caminen.

5. Empezar.

Con algo, pero empieza. Un plan de trabajo para revisar la filosofía organizacional y lo que se busca a corto, mediano y largo plazo, es una manera muy importante por donde comenzar. En nuestra experiencia estos proyectos se forjan, en algunos casos, con la marcha y a veces a prueba y error, pero lo que los hace que permanezcan es la disciplina y la consistencia.

undefined

#somoslgobalvoip #globalvoip #culturaorganizacional